Photo by Vjeko Begović

Paso a paso para unas vacaciones inolvidables

Con casi 2.000 km de costa y más de 1.000 islas para elegir, la costa del Adriático destaca por las experiencias que ofrecen los paseos a orillas del mar y que te permiten disfrutar de una belleza extraordinaria y preciosas puestas de sol a tu propio ritmo.

Opatija

Con su clima templado, permite acceder al corazón del Imperio Austrohúngaro y cuenta con excelentes instalaciones médicas. Se convirtió en un destino importante de turismo de salud en la década de 1880, mientras que la construcción del famoso Lungomare de la ciudad se remonta a 1889, que significaba para los visitantes convalecientes la forma de disfrutar del aire puro como medio de recuperación. Hoy en día, este pintoresco paseo marítimo se extiende a lo largo de 12 km, desde Volosko hasta Lovran, una pasarela pública agradable que se ha convertido en el centro de la vida social local, siendo al mismo tiempo una forma relajante y saludable para explorar la costa.

Kostrena

No muy lejos del más famoso Lungomare en Kvarner, otro paseo escénico te espera a poca distancia en coche desde Rijeka. Esta pequeña localidad que ha sido el hogar de varias generaciones de marineros y capitanes, preserva cuidadosamente la larga tradición del mundo marinero de la región. Sus 3 km de paseo marítimo curvado ofrecen vistas a algunas maravillosas playas de Kostrena que a menudo visitan los locales de pueblos vecinos. ¡Dáte un paseo y tal vez después un baño!

Kaštela

Igual de impresionante y lleno de historia es el paseo marítimo de Kaštela, justo al norte de Split. El hogar de las viñas originales de la variedad de Zinfandel, así como escenario de filmación de Juego de Tronos, puede ser ideal para que los excursionistas exploren siete impresionantes pueblos costeros, cada uno con su propio castillo e historia y patrimonio particular. ¡Dáte un premio con un poco de vino croata excelente!

Makarska y Crikvenica

Hay numerosos paseos a lo largo de la costa sin que tengan la categoría oficial de paseo marítimo – Makarska Riviera no parece terminar nunca y está llena de vida, mientras que la Riviera de Crikvenica, más al norte, ofrece mucha oferta de ocio.

UNESCO

Sin embargo, para poder apreciar la verdadera magia de la belleza natural de Croacia y su asombrosa historia, nada supera los paseos por sus ciudades de piedra. Los entusiastas de los lugares catalogados como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO sólo tienen que pasear por los paseos marítimos de Poreč, Šibenik *, Trogir y Split para maravillarse de la basílica de Eufrasio, la catedral de Santiago, la ciudad antigua de Trogir y el palacio de Diocleciano, respectivamente. ¡Estos lugares tienen una historia increíble de todas las personas que caminaron por aquí!

Dubrovnik

Otro lugar de la UNESCO, el casco antiguo de Dubrovnik ofrece dos paseos de naturaleza muy diferente – Stradun, la calle más exclusiva de Croacia en el corazón del casco antiguo quizá ya no es el paseo más famoso de Dubrovnik, ya que los amantes de Juego de tronos reconocerán muy cerca El paseo de la Vergüenza. Walkers are coming!

Zadar

Otro antiguo paseo marítimo que no te puedes perder está en la antigua capital de Dalmacia, el lugar con la mejor puesta de sol  del mundo (palabras de Alfred Hitchcock), del único Órgano del mar y Saludo al sol para acompañar a los pintorescos edificios de piedra que marcan la ruta.

Islands

Las islas, por supuesto, ofrecen sus propios tesoros, con un sinnúmero de rutas costeras, que te ponen en contacto con la naturaleza y la belleza intacta del Adriático, como paseos agradables desde Jelsa hasta Vrboska en Hvar, o desde Poljana hasta Preko en Ugljan. No menos impresionantes son los paseos marítimos. El resplandeciente puerto de Hvar, en verano, es un lugar para ver y ser visto, mientras que el paseo marítimo de la ciudad de Vis ofrece una alternativa más tranquila pero igual de fascinante.

¿Playa o paseo costero?  Tú Decides – la idílica costa y las islas del Adriático croata tienen algo para todos.


*La fortaleza de San Nicolás en Šibenik y las murallas de la ciudad de Zadar han sido también añadidas a la lista de patrimonio de la UNESCO.