Photo by ALEKSANDAR GOSPIĆ

Navega por Croacia en bicicleta

Con su impresionante litoral salvaje, su paisaje montañoso, un sol inagotable y multitud de islas, no sorprende que la costa del Adriático croata sea uno de los destinos más codiciados de Europa. Sin embargo, más allá de la playa, esta costa ofrece otros alicientes y retos espectaculares para los amantes del ciclismo. Te presentamos seis rutas que no te debes perder.

Pelješac – desde Napoleón hasta Marco Polo

Napoleón debió pensar en los ciclistas cuando mandó construir, hace 200 años, la llamada carretera de Napoleón, que se extiende a lo largo de una península llena de patrimonio, historia, bellezas naturales y algunos de los mejores viñedos del mundo. Si logras resistirte a las famosas ostras de Mali ston y no te quedas asombrado contemplando la muralla fortificada más larga fuera de China o las salinas más grades del Mediterráneo durante el recorrido en bici por la península de Pelješac, te quitará el aliento el espectacular descenso hasta Orebić, la capital dálmata del windsurf, con vistas a la isla de Korčula, tierra natal de Marco Polo, del otro lado del canal.
En otras palabras, te acompañarán en este camino ni más ni menos que Napoleón Bonaparte y Marco Polo. Pero, ¿acaso puede haber dos sin tres? No te quedes ahí. Ven y forma parte del trío fantástico que conquistará esta ruta. 

Parenzana – Súbete al tren ciclista

¿Quién dice que los ciclistas no pueden hacer “chu-chú”? ¡En Istria pueden!
Se ha tomado recientemente la decisión de recuperar el potencial de la antigua vía férrea, la Parenzana, que comunica Poreč con Trieste. Esta iniciativa nace en el centenario de la inauguración de la vía que en muy poco tiempo cayó en desuso. Gracias a los fondos europeos y a la cooperación bilateral, la ruta vuelve a estar abierta, para el júbilo de numerosos paseantes, montañeros y ciclistas. Son varias las opciones para explorar el interior de Istria, y muchos visitantes eligen la localidad de Buje como su punto de partida.

Karlovac – el paseo histórico

Numerosas rutas ciclistas por Croacia recorren caminos menos conocidos o completamente olvidados, pero con mucha historia. Cuatro rutas que comunican la llanura panónica con la costa del Adriático han reecibido nombres de gobernantes austrohúngaros o de miembros de sus familias. Estas rutas devuelven vida a las vías de comunicación del siglo XVIII y XIX, y se extienden desde Karlovac, atravesando el espeso bosque de Gorski kotar, hasta el mar. La ruta Carolina comunica Karlovac con Bakar, la Josefina lleva a Senj, la Luisina termina en Rijeka y la Rodolfina comunica Ogulin con Novi Vinodolski.
¡Explora por eso cada curva de la Carolina! O de la Josefina, ¡tú eliges! 🙂

El clásico del Velebit hasta Senj – la ruta que permite viajar en ambos sentidos

La naturaleza croata, diversa y omnipresente, brinda a los ciclistas la oportunidad de descubrir lo mejor que tienen para ofrecer tanto la costa como el continente, con diferentes grados de dificultad. Al salir del paseo marítimo de Senj, el camino sube rápidamente a lo largo del Parque Nacional del Velebit septentrional hasta la cumbre de Zavižan. La subida de 1734 m se salva en tan sólo 35 km de ruta, pero la vista desde la cima hace que todo esfuerzo merezca la pena. Por otra parte, la ruta en dirección contraria es bastante más relajante.

Fužine – de las montañas al mar

¿Buscas un desafío total mientras exploras la diversidad climática de Croacia? Son pocas las rutas que te lo ofrecen mejor que la ruta por la región de Gorski kotar, desde Fužine hasta la costa de Crikvenica, una ruta que comienza y termina a 800 metros sobre el mar, en un bosque fresco y frondoso, descendiendo entre tanto hasta el nivel del mar y el calor de la costa. Este dramático cambio climático y la subida de 2200 metros son un paraíso para los amantes del ciclismo de montaña.
Después de un recorrido difícil, no hay nada mejor que bajar hasta el mar Adriático donde uno se puede refrescar. 🙂

El lago Peruča – un paseo lleno de aventura

La costa dálmata es conocida por el mar Adriático, pero si te diriges un poco hacia el interior, encontrarás el paraíso intacto del lago Peruča. Con unas montañas impresionantes de fondo, Peruča alberga un centro internacional de remo y es símbolo de uno de los mejor conservados destinos de turismo de aventura en Europa: la región de Dalmatinska zagora. Inicia y termina tu recorrido en la histórica localidad de Sinj, cuna del famoso torneo de caballeros llamado alka. Si no les importa el hecho de que estás montando en bici y no en caballo, quizás te dejen participar en el torneo, ¡nunca se sabe!

P.D. También hay rutas increíbles que te llevan desde el manantial del río Krka hasta la cascada Krčić… ¡Son tantas las posibilidades para explorar!