Photo by Igor Kralj / Pixsell

Haz un Tour de Campeones en el Pequeño País que se Atrevió a Soñar

El fútbol verdaderamente ha vuelto a casa. Puede que hayan perdido la final de la Copa del Mundo, pero los futbolistas de Croacia han ganado millones de corazones. Un viaje a las raíces de estos heroicos jugadores es un viaje al corazón de la verdadera Croacia.

El fútbol verdaderamente ha vuelto a casa. Puede que hayan perdido la final de la Copa del Mundo, pero los futbolistas de Croacia han ganado millones de corazones. Su éxito no ha sido una sorpresa para los que saben, ya que la primera evidencia del fútbol mundial vino de Sinj, en la época romana, y en Županja se puede encontrar una escultura del primer fútbol moderno como homenaje al juego.

Un viaje a las raíces de estos heroicos jugadores es un viaje al corazón de la verdadera Croacia. La primera parada es la región de Zadar para rendir homenaje al capitán Luka Modrić, quien ha pasado de ser un niño de 5 años pastor en Youtube a un jugador de 32 años ganador del Balón de Oro 2018, y que ha cautivado a millones de corazones.

Zadar, es conocida principalmente por sus famosas puestas de sol, por su monumento arquitectónico “Saludo al Sol” y su órgano marino; pero han sido Luka, quien creció jugando al fútbol en las calles como refugiado, y la pasión y determinación de sus compañeros “Los Chicos de Zadar” – Subašić, Vrsaljko, Livaković –, quienes han puesto a Zadar en el mapa de fútbol.

Mientras que en la cercana Šibenik, sus fortalezas no son los únicos mecanismos de defensa, como atestigua Duje Čaleta-Car. Ambos certificados por la UNESCO y la FIFA, respectivamente.

¿Es tan sorprendente que a Croacia le haya ido tan bien cuando cuenta con algunos de los estadios más pintorescos del mundo? Visita los impresionantes estadios junto al mar en Rijeka, Trogir y Ugljan. Después dirígete a Imotski, hogar de las estrellas Strinić y Rebić, donde te maravillarás con uno de los estadios más locos del mundo, construido en una roca.

Pero no tan loco como el partido de fútbol más inusual del mundo que se juega en el fondo de un lago, el Lago Azul.  Donde los equipos Los Elfos y Los Hombres Lobo se enfrentan cada pocos años cuando el lago se vacía completamente. En la isla de Hvar, la isla más soleada de Europa, la tradición futbolística se remonta a 1913. La liga isleña de 11 equipos se ha jugado durante años: la Forska Liga, una liga insular única.

De vuelta a tierra firme, paramos en Split donde Lovre Kalinić estará encantado de mostrarte una de las ciudades deportivas más importantes del país. Si tus vacaciones perfectas incluyen una dosis de adrenalina entonces la cercana Omiš es una buena elección para ti, habitada por piratas en la antigüedad y ciudad natal de Ivan Perišić.

El mundo vio cómo Croacia dio la bienvenida a sus héroes. Unas 550.000 personas tomaron las calles desde el aeropuerto, cerca de la casa de Brozović, hasta la capital.  Los nativos de Zagreb, Ćorluka, Jedvaj, Pivarić, Badelj, Kramarić, Pjaca y Kovacic, vieron su ciudad iluminada como jamás la habían visto antes. Una bienvenida tan cálida que se extendió a todos los turistas que se encontraban visitando esta tierra hospitalaria.

El talento futbolístico de Croacia, al igual que su belleza natural, es diverso y se extiende por todo el país. Visita Karlovac donde el defensa central Lovren – del equipo oficial de la Copa Mundial FIFA 2018- lo celebró con los suyos.

Además, a poca distancia por carretera de Zagreb encontrarás una ciudad cuya rica historia abarca ocho siglos. Varaždin, la capital del barroco en Croacia, fue hogar de adinerados nobles y terratenientes, de artesanos y de artistas, especialmente a finales del siglo XVIII, cuando la ciudad floreció y se convirtió en la capital de Croacia. Hoy, Varaždin es el hogar de uno de los mejores entrenadores, Zlatko Dalić.

Para la encarnación de la pasión y la determinación, el rey goleador en semifinales Mandžukić (natural de Slavonski Brod) y el león defensivo Domagoj Vida (nacido en Donji Miholjac). Ambos fueron el orgullo de Eslavonia, una de las regiones más fascinantes y desconocidas de Croacia.

Y si puedes dejar a un lado por un minuto esta romántica historia del fútbol, estando en Eslavonia encontrarás otra historia, la más romántica de Croacia: la historia de amor entre las cigüeñas Klepetan y Malena.

¿Quién puede olvidar el genial final del penalti del maestro Rakitić (Sikirevci, Eslavonia)? Las nítidas imágenes quizás simbolicen la belleza pura y natural de los numerosos parques nacionales y naturales de Croacia, incluidos los lagos de Plitvice, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Un tour de campeones en el pequeño país que ganó millones de corazones. Un poco como ver jugar al equipo croata, un recorrido por la belleza y diversidad de sus orígenes que ganará millones de corazones más. #CroatiaFullOfExcellentPlayers