Photo by Bojan Haron Markičević

Escalar los puntos más destacados de las islas del Adriático

Es un hecho bien conocido que el mayor atractivo de la costa croata en el Adriático son sus 1244 islas. Menos conocidas, pero no por ello menos impresionantes, son sus montañas. Para empezar, se elevan directamente desde el mar. Por esta razón, no se caracterizan por una gran altitud, pero siguen siendo un gran desafío para los visitantes con ganas de hacer montañismo. Las posibilidades son infinitas para aquellos que quieran conocer nuestras islas con botas de montaña, porque las montañas de las islas son increíblemente accesibles, interesantes y hermosas durante todo el año.

Hrvoje Serdar / Lošinj Hotels & Villas

La Bella y la Bestia – Osorščica en Lošinj

Con sus bonitas vistas y  accesibilidad, Osoršćica en la isla de Lošinj, es una de las montañas insulares croatas más atractivas. Debe su nombre a la ciudad de Osor, que sin embargo, no está en la isla de Lošinj sino en la vecina isla de Cres. Puedes llegar al refugio de St. Gaudent, al pico más alto Televrina (588 m), y al mirador de Sv. Mikula, siguiendo las rutas marcadas  desde Osor o Nerezine. Además de Osoršćica, hay otros muchos senderos por toda la isla desde donde sentirás la belleza, pero también agujetas.

Bojan Haron Markičević

Todas las caras de la naturaleza – Kamenjak en Rab

¿El desierto rocoso o los valles verdes? La isla de Rab lo ofrece todo, depende de ti descubrirlo. Por la senda desde la ciudad de Rab se alcanza el pico más alto Kamenjak (410 m) en una hora y media. Esta senda, así como otros senderos en el área de Lopar, son obra del conocido constructor del sendero turístico longitudinal de Velebit, Ante Premužić. Y hablando de Velebit, ¿sabes que desde lo alto de Rab se contempla la vista más impresionante de Velebit en toda su longitud? ¡Prepara la cámara!

Ivo Biočina

La bomba de adrenalina- Dugi otok

La ruta de senderismo que transcurre por el borde del acantilado en el Parque Natural de Telašćica es uno de los más emocionantes de toda Croacia, porque se acerca tanto al mar que parece que se pueda tocar. En la parte central de la isla se encuentra la impresionante cueva  de Strašna peć, que desde hace más de cien años atrae a los más valientes. Para aquellos que todavía quieran más adrenalina, pueden visitar la cima de la montaña Orljak (301 m) para deleitarse con la vista sobre archipiélago de Zadar.

Alan Čaplar

La montaña de oro- Vidova gora en Brač

Vidova gora (780 m), en la isla de Brač, es la montaña más alta del Adriático. La vista que garantiza el momento dorado es sin duda la península arenosa de Zlatni rat, cerca del pueblo Bol, donde comienza una ruta de senderismo que llega a la cima tras un paseo de unas dos horas. Durante la estancia en Brač, vale la pena caminar hasta el desierto de Blaca, la Cueva del Dragón, cerca de Murvica, o el puente de piedra natural conocido como Koloč. ¡Elige tu primer lugar dorado!

Alan Čaplar

Pequeño pero poderoso – Hum en Vis

Aunque Vis es una isla relativamente pequeña, es muy montañosa: supera los 500 metros de altitud y cuenta con una red de rutas de senderismo que llegan a numerosos lugares y vistas interesantes, ¡incluso a un complejo de cuevas!. Justo encima del  puerto de Vis, se encuentra el refugio Sveti Andrija al que se puede llegar a través de dos senderos que permiten una caminata circular. Desde la cima y desde la capilla de Sv. Duh, llama la atención especialmente la vista sobre la bahía donde se encuentra la ciudad de Komiža, una de las ciudades costeras más bellas del Adriático y con una gran tradición pesquera. ¡Un lugar obligatorio para visitar y degustar!

Antun Cerovečki

Un lugar mítico – Mljet

La isla ha sido muy conocida desde la antigüedad. Cuenta la historia que Odiseo, uno de los héroes de Homero, vivió en una cueva de esta isla. El pico más alto de la isla de Mljet, Veliki grad  (514 m), se encuentra sobre esta cueva. La parte occidental de la isla está protegida como parque nacional, sus senderos están bien señalizados por lo que es fácil realizar numerosas rutas de senderismo, especialmente en los picos de Montokuc, Gradina y Veliki Planjak. Estos senderos ofrecen bonitas vistas de los lagos Malo jezero y Veliko jezero, este último con el islote de Sv. Marija. Todas estas perlas de Mljet están bien conectadas por un sendero único que permite a los excursionistas conocer lo más bonito que ofrece la isla más verde de Croacia en una visita de tres días.