Photo by S. Gulić / Villa Kapetanović

En estos magníficos lugares uno no sabe si quedarse en el interior o salir

Si buscas unas vacaciones de ensueño, llenas de romanticismo, delicias gastronómicas y máximo placer, ¡éste es tu sitio! Descubre las verdaderas perlas del Adriático; sus bellísimas, y suntuosas aldeas ocultas en las que podrás disfrutar como un rey.

San Rocco, Istra

La finca familiar San Rocco, situada en el centro de Brtonigla, presume de una larga tradición de alta calidad. Este lugar mágico está rodeado por un parque amplio y un olivar, que permiten a los huéspedes disfrutar del silencio y la tranquilidad, leer un libro a la sombra, echarse la siesta acunados por los sonidos de una naturaleza intacta o disfrutar de su oferta de wellness. San Rocco es famoso por su restaurante que no decepcionará a ningún sibarita y que se clasifica entre lo mejor de la gastronomía croata. De hecho, toda la región de Istria es considerada un oasis de delicias culinarias. Por eso no pierdas la oportunidad de explorar estas bellezas; desde las calitas y playas secretas, pasando por las rutas de vino, hasta la mundialmente renombrada trufa de Istria.

Bastion, Zadar

Moderno y elegante, el hotel Bastion simplemente respira lujo. Cautiva los paladares más exigentes con su cocina mediterránea y platos autóctonos, y ofrece un verdadero descanso en su centro de wellnes que incluye técnicas de masaje orientales y occidentales, la cromoterapia con el cielo estrellado, baños de vapor y tratamientos exclusivos con velas perfumadas, bebidas calientes y música relajante. Completa este descanso para el cuerpo y la mente con un paseo en pareja por la ciudad de Zadar, sácate una foto junto al renombrado Saludo al sol y disfruta de la melodía que van creando las olas en el Órgano de mar. El romanticismo está garantizado.

Vestibul, Split

El hotel Vestibul no es como ningún hotel que hayas visto antes. Se encuentra en el Vestíbulo, el corazón del palacio de Diocleciano, hecho que lo convierte en residencia digna de emperadores. Mientras duermes, vigilan tu sueño las murallas romanas de la ciudad de Split, de 1700 años de antigüedad. Los principales monumentos como el Peristilo, la catedral de Sveti Duje (San Domnius) y el paseo marítimo están a unos pocos pasos del hotel, así que no pierdas la oportunidad de recorrerlos después de una fantástica cena en el restaurante del hotel, que utiliza sólo ingredientes orgánicos y presume de una envidiable carta de vinos autóctonos de la región y del país.

Pucić Palace, Dubrovnik

El hotel Pucić Palace es un refinado hotel boutique de cinco estrellas, ubicado en pleno casco antiguo de Dubrovnik. Sus 17 habitaciones y dos apartamentos de lujo ofrecen un ambiente íntimo y exclusivo.
En este edificio barroco del siglo XVII estarás rodeado por unas murallas de piedra y un entorno auténtico, sintiéndote como si tomaras parte en una glamurosa película. Asegúrate la mejor vista a los monumentos históricos, explanadas pintorescas, museos, galerías de arte y salas de conciertos. Contemplar la puesta de sol desde las murallas antiguas es una experiencia imprescindible. No pierdas la oportunidad de prolongar la velada romántica en el ambiente fresco y moderno de la terraza del hotel Pucić Palace, donde podrás disfrutar de excelentes creaciones culinarias que destacan lo mejor del Mediterráneo y cuya carta se inspira en el mar. Completan este cuadro romántico el perfume extraordinario de los jazmines y árboles cítricos de alrededor.

Navis, Kvarner

El tiempo parece haberse detenido en este lugar, donde el mar penetra más profundamente en el continente croata, un lugar de estilo inigualable, de servicio de primera calidad y de una oferta gastronómica extraordinaria. Es un lugar que siempre recordarás y adonde seguramente volverás con placer.
No pierdas la oportunidad de conocer la tradición de los zvončari, los cencerreros típicos de la localidad de Matulji y alrededores, registrada en la lista del patrimonio inmaterial de la humanidad de la UNESCO. ¡Un lugar único para unas vacaciones especiales!

Lešić Dimitri, Korčula

En el corazón de la isla de Korčula se encuentra el palacio Lešić Dimitri, cuya refinada elegancia completa el fantástico patrimonio histórico y cultural de la isla. Celebrando la armonía entre lo antiguo y lo nuevo, este refugio boutique pone a la disposición del visitante sus cinco amplios apartamentos de estilo único. ¡El restaurado palacio episcopal del siglo XVIII es un paraíso para los verdaderos hedonistas! El interior del hotel se ha inspirado en el renombrado paisano de Korčula, Marco Polo, y en la Ruta de la seda, de la que se dice que comenzó precisamente aquí.
Conoce el encanto de Korčula charlando con los habitantes de la llamada Calle de los filósofos, la única calle de la localidad que no tiene escaleras, y disfruta de los afrodisiacos como el pošip, el blanco seco autóctono que fue el primero en recibir denominación protegida, o de las delicias dulces de la isla, como cukarin, klašun, hrustule, prikle y rožata (flan).