Photo by Vjeko Begović

¡Disfruta tus vacaciones a lo grande!

Al principio estos lugares eran conocidos por su tradición pesquera, pero con el tiempo, además de peces, la gente empezó a “atrapar” el sol y la diversión.

 

Unas buenas vacaciones comienzan con una buena gastronomía. Entonces, ¿por qué no encontrar un destino cuyo estilo de vida esté basado en la buena comida?. El pescado es la delicia preferida de la costa adriática,  su preparación no conoce límites. Cada lugar tiene sus propias recetas que han ido pasando de generación en generación, trasmitiendo los pequeños secretos para las grandes capturas, y las singulares historias donde el pez representa el papel principal. Pero, en algunos lugares el pescado es mucho más que todo esto – el pescado es un estilo de la vida.

Kali, la isla de Ugljan

A la entrada del canal de Zadar, en la parte noroeste de la isla de Ugljan se encuentra Kali, el lugar más fértil del Adriático central. Durante mucho tiempo Kali ha sido conocido por sus sardinas y boquerones, desde aquí partían los marineros hacía las aguas de Kornati y el Adriático central, rico en pescado azul. Las plantas procesadoras de sardinas y boquerones alimentaban a toda la zona, el pueblo se ha convertido en sinónimo de pescado azul y sus especialidades. La primera comida rápida de sardinas en Croacia se lanzó en Kali, y hoy en día Zadar alberga el Festival de Atún y Sushi, donde se elogia una especialidad de pescado de aleta dorada capturada por los pescadores de Kali. Como nunca había suficientes cámaras frigoríficas para tanto pescado, Kali se especializó en el secado de pescado, los tendederos de secado donde se colgaban las sardinas, pulpos, rayas y otras capturas se disponían alrededor de las casas del pueblo. Navega a otra época y prueba lo mejor de la vida isleña.

La isla de Zlarin

Quizás no sea el lugar más visitado, ni sea el más famoso en las guías turísticas, pero sin duda una de las fiestas isleñas de pescadores más típicas del Adriático es la Zlarinska srdelada (Fiesta de las Sardinas), que se celebra desde finales de julio hasta principios de agosto en el archípelago de Šibenik.

En la isla se prepara la sardina abierta y limpia, lista para asar en la parrilla, una gran fiesta marinera donde la sardina juega el papel principal, la reina de la isla entre los peces que durante siglos ha estado alimentando a esta región. Los lugareños de Zlarin, conocidos por habitar una de las pocas islas del Adriático sin coches, preparan una vez al año una parrilla gigante, de varios metros cuadrados, para la fiesta de los pescadores donde sirven deliciosas sardinas acompañadas de vino tinto de la variedad Babić, de los viñedos de la región de Šibenik que garantizan una buena comida y una fiesta divertida.

Komiža, la isla de Vis

Si no hubiera peces, Komiža no existiría. Este es el lema que ha guiado a este bonito pueblo desde la antigüedad. El destino de todo un pueblo dependía de la captura del pescado.  El barco de pesca más elegante y más rápido del Adriático se construyó aquí – Falkuša, y el patrón de la ciudad es San Nicolás, el patrón de los navegantes y los pescadores.

El mercado local rebosa de pescado fresco a diario, aunque algunos días son más especiales que otros. Cuando pescan “jaglice, término que utilizan en Komiža para referirse a las “agujas”, no se habla de otra cosa, es el mayor manjar de este lugar. Necesitas buenas habilidades para adquirir una pieza y una buena receta para elaborarlo. Sin embargo, si no consigues tu “aguja” no debes preocuparte, en Komiža siempre hay un sinfin de productos y delicias del mar para degustar en todo momento.

Mošćenička Draga

En las laderas del sur del monte Učka, montaña con vistas a la bahía de Kvarner, se encuentra la pequeña ciudad medieval de Mošćenice que ofrece una bonita panorámica de las islas de Cres, Krk y el resto de la región de Kvarner. Cuando a finales del siglo XIX los habitantes de Mošćenice construyeron las primeras casitas marineras en Draga, no podían ni imaginar que algún día se convertiría en un lugar tan pintoresco. Junto a sus vecinos más famosos, Lovran y Opatija, Draga fue un importante centro turístico y balneario, donde se trataban afecciones pulmonares, durante la monarquía austro-húngara, en muchos lugares aún se puede ver la influencia del glamour imperial y la arquitectura.

Además de tener la playa más larga del norte del Adriático, donde sopla un perfecto viento mistral en el verano, Draga también es conocida por sus cerezas (črišnje), castañas (maruni) y espárragos, con los que se preparan deliciosas especialidades. Si eres un romántico, te encanta el pescado o simplemente quieres relajarte, Mošćenička Draga es el lugar perfecto para ti.

Betina, la isla de Murter

Si hay un lugar en el Adriático sinónimo de calidad en cuanto a la construcción de barcos de madera, ese lugar es Betina en la isla de Murter. Este lugar se menciona por primera vez en el siglo XV, donde los astilleros construyeron barcos durante décadas buscando la nave ideal- con la habilidad para ir a vela, salir a pesca, transportar cosas, pescado o ganado al continente o a las islas cercanas. Así se construyó la galera de Betina (el típico barco dálmata del siglo XVIII) equipado con la vela latina; este es el tema de la regata más conocida de las naves tradicionales del Adriático “Latinsko idro”, también llamado “Regata para el cuerpo y el alma“. Durante siglos, la regata fue el lugar donde los maestros constructores de Betina medían su fuerza, el vencedor era coronado como el mejor maestro de obras de Betina. Hace algunos años, la habilidad de construir estos barcos fue declarada patrimonio cultural inmaterial.

Prvić Luka, la isla de Prvić

Junto con Šepurine, Prvić Luka es uno de los dos pueblos de la isla de Prvić en el archípelago de Šibenik. Este pueblo, en la parte sureste de la isla, se encuentra escondido en una hermosa bahía, cerrada a los vientos mistral y bura, pero abierta al viento del sur siroco o jugo. Durante el verano, el puerto es un lugar ideal para los visitantes que quieran experimentar el auténtico ambiente de las islas  del Adriático.

En Prvić Luka viven los pescadores y descendientes de los antiguos nobles de Šibenik que tenían villas de verano en la isla. Uno de ellos fue Faust Vrančić, en cuyo honor se inauguró en Prvić Luka el centro memorial que lleva su nombre. En el museo se puede conocer más sobre este científico tan polifacético, pionero en el pensamiento sobre el uso del paracaídas (homo volans) y uno de los escritores, filósofos e inventores más destacados de su tiempo. Además, se cree que la isla de Prvić, también conocida como la isla de Fausto, recibió su nombre (que significa “el primero”) porque era la isla más cercana a la costa.

Si buscas un lugar perfecto para descansar y disfrutar de las exquisitas especialidades de pescado, lo has encontrado. Ahora solo decide qué lugar visitar primero. Eso son solo dulces preocupaciones. Perdón, ¡saladas!