Photo by DAVOR ROSTUHAR / ZAGREB TOURIST BOARD

Come como si fueras un local, ¡siéntete un lugareño!

Cada día descubrimos la existencia de una nueva tendencia alimenticia. Sin embargo, existen algunos lugares en los que, durante siglos, se sirven los alimentos cultivados localmente según la temporada y esos lugares son los mercados croatas. Las cestas llenas de productos frescos, el ritual de tomar café antes o después de la compra, probar la comida en los puestos, regatear, compartir recetas, y la rapsodia de olores y sabores que se extienden por toda la ciudad, forman parte de la tradición de los mercados croatas,  una verdadera experiencia de la diversa oferta gastronómica de este país. Se dice que la cultura se conoce mejor a través de la gastronomía nacional y para ello no encontrarás mejor lugar que los mercados locales que forman parte de la ciudad, incluso de las más pequeñas. Os presentamos los mercados más conocidos.

DOLAC

El mercado más grande y más popular, donde llegan los mejores productos de toda Croacia- desde el famoso kulen (salchichón picante) de Eslavonia, el pavo de Zagorje, el queso de Pag y hasta especialidades del mar. Símbolo de la ciudad de Zagreb que cautiva con la riqueza de sus sabores, olores y tradición, y que conforman una maravillosa postal típica de la capital con su motivo principal- las sombrillas rojas de Šestine. El mercado de Dolac se compone por una zona al aire libre donde se encuentran los vendedores de frutas y verduras, y por una parte cubierta donde se encuentran los carniceros y los vendedores de productos lácteos y pasta casera, y separados de estos se localizan las pescaderías. El símbolo principal de Dolac son sus “kumice”, las mujeres de los alrededores de Zagreb que cultivan la fruta, la verdura y hacen sus propios quesos y nata que posteriormente  venden en este mercado.

En conmemoración a todas ellas, en el año 2006 se erigió el monumento Kumica Barica en la entrada al mercado, portando en su cabeza una cesta como la que realmente llevaban a diario las mujeres para transportar sus productos, recreando así las costumbres y la historia de la ciudad.

PAZAR

Pazar, ubicado junto a la pared oriental del Palacio del emperador Diocleciano y alrededor de la Iglesia de San Domenico, es uno de los lugares más céntricos de Split y uno de los destinos más populares entre los turistas que quieren experimentar la vida diaria de los lugareños. Este encantador lugar, forma parte del núcleo urbano y de la vida diaria de Split. La mezcla de Dalmacia y del Mediterraneo, sus colores, sabores y olores a fruta y a verdura fresca, pero también los sonidos, el grito de venta y el regateo son visibles a cada paso. Saborea todo lo que ofrece Split y después, como un verdadero local, experimenta los encantos de la “fjaka”- la versión dálmata de la siesta. Porque tras una buena comida viene un buen descanso.

TRŽNICA

Belleza única ubicada en el centro de Pula, la construcción se comenzó en el año 1902 durante la monarquía austro-húngara. Un lugar que ha conectado las poblaciones rurales y la urbana hasta nuestros días. La parte del mercado verde al aire libre fue utilizado en su día por los campesinos de los pueblos cercanos y de los barrios marineros para la venta de verdura, leche, huevos y ganado pequeño. En la actualidad, el mercado cumple con todas las exigencias de un comercio moderno en un ambiente agradable que brinda su espíritu romántico, especialmente en el piso superior del edificio. Aquí se encuentra el mercado de pescado más moderno de Croacia, y aparte de la carne, los quesos, la fruta y la verdura fresca se pueden encontrar otras especialidades de Istria como las setas istrianas, o el fruto más conocido y precidado de Istria- las trufas negras y blancas utilizadas para la preparación de los mejores manjares.

PIJACA

Los mercados de Osijek, o como los llama la gente local “pijace”, son las primeras áreas urbanas en despertarse. Muchos de los habitantes de Osijek comienzan aquí el día con un café y comprando productos frecos en los puestos de sus vendedores habituales.  Los mercados verdes se pueden encontrar por toda la ciudad, mientras que el principal, en la Plaza Gaj, tiene una oferta más variada. En el mercado no hay nada que no se pueda encontrar: quesos duros, huevos frescos, carne fresca o ahumada como el jamón de Eslavonia y kulen (salchicón picante), pescado de río o de mar, panes caseros, preparados caseros de hierbas con propiedades curativas, especias como el pimiento rojo molido muy utilizado en todos los platos tradicionales de Eslavonia, frutas y verduras de temporada, conservas, etc…

Los puestos disponen de certificados que garantizan el origen y la calidad del producto. “El jueves verde” es el día en el que se realizan las degustaciones especiales y se ofrecen exquisiteces, aunque los vendedores más amables ofrecen sus mejores especialidades cada día.

PESCADERÍA

El mercado de Rijeka es conocido por su oferta de pescado y marisco. El mercado principal de la ciudad ha sido el lugar favorito de los lugareños de Rijeka desde finales del siglo XIX. Fue construido a orillas del mar, no muy lejos del muelle donde los pescadores locales desembarcaban la pesca y la llevaban en cestas para vender. Los pescados, cangrejos y mariscos se vendían originariamente al aire libre, pero desde 1866 el mercado de pescado está ubicado en dos hermosos pabellones. El mercado de pescado se asemeja aún mercado babilónico, repleto de todo tipo de pesca: sardinas y otras especies de pescado azul, doradas gigantes y bellos ejemplares de pescado blanco, moluscos, cigalas, pulpos y otros tesoros del mar. Junto con estas delicias, los viejos pescadores te desvelarán algún consejo y secreto para su mejor preparación.

Descubre las nuevas tendencias para incorporar a tu menú casero, y experimenta la vida cotidiana de los croatas y sus costumbres alimenticias.