Photo by Aleksandar Gospić

Algunos navegan por los mares, otros navegan por Croacia

Imagina cómo es navegar en las mismas aguas que las leyendas del pasado. Odiseo y San Pablo, que naufragaron y se vieron obligados a pasar tiempo en la impresionante isla de Mljet, al igual que Ricardo Corazón de León más al sur, en Lokrum. Despliegua las velas en el mismo lugar donde lo hizo Marco Polo cuando comenzó sus viajes desde su Korčula natal, o navega por los mares de las islas que rodean Istria, que se crearon durante una batalla librada entre los dioses griegos y sirvió como punto de entrega para el vellocino de oro de Jason.

Imagínate navegando en un mar de cultura, con no menos de 10 sitios declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO a poca distancia de amarre, en Poreč, Zadar, Šibenik (¡dos!), Trogir, Split, Stari Grad y Dubrovnik. Imagina un país con una tradición vinícola de miles de años y con más de 130 variedades autóctonas. Luego navega hasta los viñedos de la Península de Pelješac para probar los incomparables vinos tintos Plavac Mali, las numerosas variedades autóctonas que existen solo en determinadas islas: Pošip y Grk en Korčula, Bogdanuša, Darnekuša, Prč, Kuč y Mekuja en Hvar, Vugava en Vis, Dobričić en Šolta, y Žlahtina en Krk. Visita el lugar de nacimiento del Zinfandel original, en Kaštela y los mundialmente aclamados vinos Malvasía y Teran de Istria.

Rizman d.o.o.

Imagínate una experiencia de navegación en una tierra cuya dieta mediterránea está protegida por la UNESCO, y donde el mar Adriático ofrece algunos de los mejores pescados y mariscos de la zona, frescos y locales, te transportarán a una época diferente, te llevarán de vuelta a casa. Disfruta de estos pequeños placeres en la popa de un barco mientras exploras las innumerables islas, o descubre algunas de las joyas culinarias escondidas en las pequeñas bahías por todo el Adriático. Las bahías de las islas Kornati, por ejemplo, como las de Zut, una isla sin agua, sin electricidad o conexiones de ferry, pero con restaurantes que ofrecen mariscos que atraen a los artistas de Hollywood lejos de las cámaras. Puedes degustar el famoso cordero de Pag en Kornat, lo mejor de la slow food.

Maja Danica Pečanić

Imagina una experiencia de navegación rodeado de fauna y belleza natural en todo momento. Más del 10% del país está cubierto por parques nacionales y naturales, y algunos de los lugares más hermosos del país se pueden explorar en barco en los parques nacionales de Mljet, Krka, Paklenica, Kornati y Brijuni. En el Parque Nacional de Brijuni se encuentra la residencia de verano de un expresidente, y ofrece una experiencia de vida silvestre bastante surrealista ya que aún alberga una espectacular colección de animales salvajes que le obsequiaron los 60 jefes de estado que visitaron su residencia. Si te interesa la fauna local, una visita al refugio de los buitres leonados en la isla de Cres, sin duda una experiencia única.

Ivo BIočina

¿Dónde amarrar el barco en este mágico paraíso de navegación? ¿No son todas las islas más o menos iguales? ¡De ninguna manera! Casi tan impresionante como el número de islas es la diversidad que existe en ellas. Recomendamos visitar la Isla de la Vitalidad y la escultura de Apoxiomeno de 3.000 años de antiguedad, en Lošinj; comprar souvenirs de coral en Zlarin; navegar en bases submarinas ocultas en Vis y Lastovo, visitar la isla de Brač y la famosa piedra blanca que se utilizó para la construcción de la Casa Blanca; visitar el arboreto, la galería de arte y el viñedo más bajo del país (a solo 1 metro sobre el nivel del mar) en la isla Sveti Klement; visitar el teatro público más antiguo de Europa en Hvar; o bucear entre esponjas naturales en Krapanj y corales en Zlarin.

Tomislav Radica

Mil islas, un millón de recuerdos de vela, y la buena noticia es que no hay necesidad de imaginar, porque el país está aquí.

Ivo Biočina

Croacia, llena de islas por descubrir. Te esperan unas vacaciones sensacionales en barco.