Photo by Davor Rostuhar

10 barcos de madera que pondrían celoso hasta a Noe

Hace más de 400 años, un sorprendente número de 74 veleros tradicionales llamados Falkuša tomaron parte en una carrera desde Komiža en Vis hasta la lejana Palagruža y vuelta.  Los elegantes Falkuša procedentes de Vis son sólo una parte de una fascinante colección de barcos tradicionales de madera esparcidos a lo largo de la espectacular costa croata. Conoce a algunos de ellos a continuación.

Falkuša – Vis

Un Falkuša es un barco tradicional de pesca utilizado por los pescadores de la ciudad de Komiža. De unos 7-8 metros de longitud y 3 m de ancho, el rasgo distintivo del Falkuša que también contribuye a su nombre, son dos placas laterales removibles de madera llamadas ‘falke’, que protegían el barco en el mar abierto, y que eran quitadas para facilitar el proceso de la pesca. Hay un par de falkušas bellamente restaurados hoy en día en Komiža, disponibles para el alquiler ofreciendo la oportunidad de revivir esos viajes de antaño.

Betina Gajeta

Betina, cerca de Murter, es otra casa famosa por la construcción naval tradicional de madera, en forma de la gajeta desde el siglo XVIII. Un barco de carga sólido con velas latinas, fue utilizado para transportar mercancías a otras islas y a lo largo de la costa. Esta famosa nave se honra cada año en Betina con una regata annual de barcos de madera. También existe en la ciudad un museo sobre construcción naval en madera, al que las familias locales donaron una serie de artefactos. Aquí el negocio se desearrolla en las familias.

Korčula Gajeta

Otra famosa casa de la gajeta es la isla de Korčula, cuyas tradiciones de la construcción naval se cree se remontan a los tiempos de Iliria, mientras que los primeros registros escritos datan de 1214. No es de extrañar que Marco Polo lo tenia tan fácil para irse de viaje.

 Batana Rovinj

Los Batanas son los barcos de fondo plano protegidos por la UNESCO debido a su longevidad y método tradicional de construcción. Hoy todavía se pueden ver alrededor de Rovinj. Esta es la razón por la cual se estableció el Eco Museo Casa Batana, pero la mejor forma de conocerlos es dando una vuelta en ellos. ¡O dos o tres!

Bracera

También conocidos como Brazzera, estos barcos normalmente de un sólo mástil de vela son los más comunes en la costa del Adriático. Eran tan populares que el registro de la flota austrohúngara contaba con 800 de ellos, esparcidos por Dalmacia e Istria. Existe un debate acerca de los orígenes del nombre, que algunos afirman se deriva de sus orígenes en Brač, mientras que otros dicen que el nombre se refiere al uso manuel de los remos (en italiano “Forza di braccia”). La verdad y lo más importante es que son una delicia para la vista.

Condura Croatica (Nin)

Con sus famosas salinas y la catedral más pequeña del mundo, Nin tiene mucho que ofrecer a los turistas, entre ello su propio patrimonio de navegación. La flota de Condura Croatica tuvo su apogeo en el siglo XI, y se rumoreaba que el rey Tomislav tenía unos 20.000 remeros en Conduras a su disposición en Nin. Se puede visitar uno de estos barcos en el Museo de Antigüedades de Nin.

Leut

Ampliamente utilizado en toda la región del Adriático, el leut era a la vez un barco de pesca y un carguero costero, con la especialidad para la pesca de pescado azul y el uso de la ‘trat’, una red unida a la popa, que se sacaba del mar en el momento apropiado.

Trabakul

Antes el pilar de la navegación costera, esta nave de carga de madera se remonta al siglo XV cuando fue utilizada para el transporte de mercancías de Dalmacia y Venecia, tomando su nombre de ‘trabacca’ o tienda de campaña, por las velas del barco. Lento, fiable, hecho de roble y alerce, un típico trabakul tenía 20 metros de longitud, dos mástiles y un timón grande y contaba con una tripulación de 10 a 20 ‘trabaccolos’.

Dubrovnik Galijun

El mejor barco de su época, el galijun de Dubrovnik  (galeón inglés) tuvo su punto álgido coincidiendo con la edad de oro de Dubrovnik, del siglo XVI a XVIII. Sólidamente construido y extremadamente flexible, el Galijun fue utilizado para los viajes mercantes largos, así como nave de guerra cuando era necesario. Formaba una parte esencial de la flota de Dubrovnik que proporcionó tanta riqueza a la ciudad.

Dubrovnik Karaka

El velero más grande de Dubrovnik desde el siglo XIV a XVII, el Karaka de Dubrovnik se utiliza sobre todo para la carga, y era un emblema de la calidad de la construcción naval de Dubrovnik. La ciudad tenía una industria de construcción naval de Karakas y galeones en pleno auge con el nombre de ‘Argosy’ que llegó a ser sinónimo de una nave mercante de calidad, la cual es mencionada incluso por Shakespeare en El mercader de Venecia. ¿Un barco, Dubrovnik, y Shakespeare? Esto huele a romance!